Ahora, calle Chacabuco.

El dirigente de la oposición Gustavo Poeylaut cuestionó a quienes tienen la responsabilidad de controlar las obras públicas de la ciudad, “no se puede controlar mirando para otro lado”. En este últimos tiempo Poeylaut viene denunciando la mala calidad de las últimas obras de asfalto de Firmat y acusó de “irresponsables a aquellos que tienen la obligatoriedad de velar por los intereses de los habitantes de nuestra ciudad, simplemente porque no lo hacen o lo hacen mal porque llegan tarde”, apunto nuevamente contra los integrantes de las comisiones de seguimientos creadas por ordenanzas 1694 y 1707, “no se reunieron en tiempo y forma como se establecía y ahora van detrás de los problemas cuando éstos se podrían haber evitado”.

Poeylaut acudió, por pedido de los vecinos a la calle Chacabuco entre Colectora y French, y declaró, “que es una de las cinco arterias que se asfaltaron hace cuatro meses y que se está rompiendo ante el avance de la gramilla”, y enfatizo que, “no se le puede seguir tomando el pelo a la gente, más aún cuando son obras que pagaron los frentistas”.

El dirigente plantea la pregunta que le surgen hoy, “¿la falta de control surge por incapacidad o por la falta de compromiso con el rol asumido?, y sostuvo que, “el ejecutivo municipal tiene un manual de cómo hacer las cosas mal y lo sigue al pie de la letra”, y agrego “lo que más me llama la atención que aquellos que deben controlar sigan el mismo manual”, además pide que, “los responsables empiecen a pagar con dinero de sus bolsillos y no con el dinero de los contribuyentes, porque sino es fácil ser funcionario, mandarse semejantes macanas y que la paguemos entre todos”, y analiza, “hay que entender que en política las cosas se hacen bien o no se hacen, porque sino se terminan haciendo dos veces y nos cuesta más a todos”, finalizó.


guillote.bravo@hotmail.com'

Guillermo Bravo

Etiquetas:

Categorías