Ni una menos

Las dos jóvenes mendocinas fueron halladas sin vida, y una vez más los interrogantes, las especulaciones, las victimas que pasan a ser culpables...la sociedad machista y la ansiada frase repetida una y mil veces: Ni una menos!!!

Marina y María José, las dos jóvenes mendocinas fueron halladas sin vida, una vez más en bolsas de basura, como si sus cuerpos fuesen desechos. Y otra vez resuenan en nuestra mente los nombres de Melina, Ángeles, Araceli…y muchas, muchas más, violadas, usadas y tiradas a la basura. El mensaje es más que claro: se usa y se tira.

Como mujer me indigna, el hecho en sí mismo, y el análisis mediático posterior: “se fueron de mochileras solas”, “estaba alcoholizada”, “salió sola de noche”, “se vestía como una prostituta” y podría seguir durante horas, pero no, lo que quiero que quede claro no son las escusas a través de las cuales las victimas se convierten en culpables, no. Más bien sería todo lo contrario, como mujer, como madre, como hija, como vecina, exijo que se nos respete, exijo que se nos deje andar en libertad sin ser victimas de esas mentes enfermas que nos ven como desechos, exijo que cada chica que sale de noche y disfruta de la vida de la manera que mejor le parece pueda volver a su casa con vida y sana, exijo que no se use la forma de vestir de alguien como argumento para ser ultrajada, exijo por sobre todas las cosas respeto e igualdad.

Cuando yo empecé a salir de noche, cuando viajé haciendo dedo, cuando volvía con copas de más, cuando me sentía joven y libre, todavía no estaba de moda el término “femicidio”, no se hablaba de ni una menos, estos términos, estas expresiones ocuparon ese lugar de renombre en muy poco tiempo. El femicidio como tal hace apenas un par de años que es considerado como delito, gracias a que algunos hombres comenzaron a tomar posesión de la vida de sus mujeres, ex mujeres, cónyuges y se creyeron dueños de ellas, y así tras alguna discusión o distanciamiento por parte de ellas era motivo más que suficiente para matarlas, matarlas de las maneras más retrógradas y salvajes.

Como mujer me indignan todos y cada uno de estos hechos, de estas victimas, de estas chicas que tenían todo por delante y un salvaje les quitó la posibilidad de vivir, de soñar, de estudiar, de bailar, de festejar.

Por favor, mujeres y hombres, no justifiquemos la muerte, las victimas son victimas, nunca culpables, no nos resignemos a que fue otro caso más, tomemos conciencia de lo que está pasando, basemos nuestras relaciones en la igualdad y en el respeto, porque no somos descartables, no somos basura, somos seres humanos.

mujeres


vickysnm83@gmail.com'

vickyracing

Etiquetas:

Categorías